Casi... 1er capitulo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Casi... 1er capitulo

Mensaje por Yayk el Sáb 12 Feb 2011 - 16:49

Aqui les va!!!


Me dije así mismo: Cuántas veces te he dicho que vengas temprano a la escuela aunque fuese el primer día? Me comparaba a mi misma con mi madre cuando me preparaba para la escuela. Ups al recordarlo me dio nostalgia sabía que esta en casa rezando para que todo me fuera bien. Salí del baño con una prisa inmensa hasta que vi el reloj y me di cuenta que era tarde aunque fuese un minuto de retraso. Por poco corro y me llevo todo del frente. Busqué el papelito el que contenía el número del salón de clases pero de verdad que me perdía. Era muy grande el lugar y muy hermoso. Demasiado ordenado diría yo. Empezaba a mirar los edificios y buscaba muchas cosas en ellos. Pero, nada encontraba sino que mucha gente y mucho bullicio. A veces me rendía pero, me daba cuenta de que no era para tanto sino que era mi primer día y tenía que poco a poco aprenderme cada salón. Ni me atrevía a preguntar solo que buscaba una excusa mental para ni hablar. Ese papelito rosado me daba un dolor de cabeza con todas sus claves extrañas. Hasta que no fue el papelito con que me tropecé.

--Perdón--gritamos dos a coro. Me levanté y me di cuenta que me tropecé con un hermoso chico al cual mi mirada le asombró mucho.
-No te preocupes. Solo que tengo que aprender a mirar por donde camino.-comentó el chico sonriéndose muy hermosamente como nunca me habría imaginado. Me miró de una forma sorprendente hasta que logre recordar algo extraño en mi. De momento me acorde del reloj y vi q ya era casi tarde así que le sonreí y me fui. No volví a mirar por que me daba pena haberlo dejado solo.

Subí al segundo piso hasta ver cada salón hasta que encontré uno demasiado grande y el número era el mismo que andaba buscando hace ya rato. Cuando entre me sorprendí al ver que solo había un hombre y dos personas mas.
-Buenos días, perdone por el retraso. Este es el salón de arte y cultura?-los tres miraron. Me quede petrificada al ver que la gente seguía callada. Entonces de momento entro un hombre demasiado apuesto que salía de una puerta del mismo salón.
-Oh, bienvenida como te llamas?-él me miraba demasiado y yo tímida me quedé.
-Me llamo Anayami Suh-él hombre me brindo un asiento y se quedó mirándome hasta que logré darme cuenta que era el maestro de arte ya que tenía su camisa sucia y llena de pintura.
-Soy el maestro Gave. Doy arte y pintura aquí en este instituto. Veo que eres nueva. De que país provienes?-
-Soy de Estados Unidos.-ellos se asombraron al ver una extranjera.


No se podía negar que mis raíces eran especiales, pero ellos no me quitaban un ojo de encima hasta que no hablara.
Entonces me presente y comenzó el profesor a dar la clase de hoy la cual solo era dibujar o practicar algunas cositas sencillas para demostrarle a el nuestro talento. Pasaron las horas cómodas dibujando siempre algo que me recordaba a mi padre. Su collar de oro en el que había un corazón con una cruz en el medio. Eso para mi siempre ha sido el gran recuerdo de mi padre cuando siempre me lo ponía en ocasiones especiales.
-Oye, que lindo dibujo haces.-decía una de mis compañeras que había entrado después que yo al salón.
-Oh, gracias.-ella se sonreía conmigo y desde me empezaba a caer bien.
-Se que te sientes extraña en el salón, pero, no te preocupes. Aquí somos alegres y sabes que cuentas conmigo para cualquier cosa. Me llamo Amber.-de momento el maestro se ocupó de los trabajos.
Mientras tanto la clase ya había terminado por que para mañana era presentar el trabajo y dar un respuesta sobre cual era el significado del dibujo para nosotros.
Salí ya del salón emocionada por llegar a mi casa para descansar e ir con mi madre a visitar a mi abuelita la cual no he visto después de la muerte de mi padre.
avatar
Yayk
Aterrizando
Aterrizando

Cabra Post : 7
Edad : 26
Localización : En el corazon de mis libros!!!
Inscripción : 22/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Nuevos Días...

Mensaje por Yayk el Lun 14 Feb 2011 - 17:49

Nuevos días

-Mi nieta hermosa…-decía mi abuela cuando observábamos juntas mis fotos de cuando era pequeña. Siempre hacíamos eso cada aniversario de la muerte de mi padre. Hoy se cumplía seis meses de ello y todos ya logramos asimilarlo. Solo que el enterarnos de que tengo un hermano postizo no nos ayuda en nada. Mi madre quería q entendiera la razón del por que mi padre lo hizo pero siempre he sido la única niña en la familia y la idea de tener que compartir el titulo no me gustaba mucho. Mi abuela estaba deseosa de conocerlo pero yo no. La razón del por que estaba en corea era solo por que mi padre así me lo pidió: Quiero que mi hermosa niña Anayami Suh este en el país que me vio nacer y quiero que conozca a su hermano Hyo…
No me gusta esa idea por que enterarme de que mi padre abandono a alguien me daba rabia. Debió mencionarlo antes.
-Es tiempo de irnos ya Ana…-me decía mi madre.
-Vamos abuela, ya es un poco tarde cómo para estar fuera de mi casa.-mi abuela entendía poco mi idioma, pero lo entendía y eso es lo que cuenta.
Nos fuimos por fin de ese lugar y llegamos a mi casa. Fui la primera en salir del auto para refrescarme con un baño y estudiar lo de mañana. La pregunta era como decir lo que significaba para mi este dibujo. Empecé a escribir hasta que me quede dormida en el escritorio. Empecé a soñar otra vez con ese hombre el cual me asustaba. Estaba con una hermosa chica que lo besaba tiernamente y le acariciaba su pelo. Mientras él la miraba con tristeza. Ella parecía realmente como una diosa por como se veía. Su piel era tan clara y su vestidos muy finos. Su rostro se parecía al de algún ángel y su cabello era demasiado largo y negro. Entonces él paro de besarla y la miró fijamente hasta ver que ella empezaba a llorar muy débilmente. Entonces la soltó y decidió marcharse. Ella se tiró al piso como si se desmayara y de momento vi que caía por un precipicio muy hondo. Lo que no entendía era que ella cayera si nadie la empujó, pero él nunca volvió. Solamente miro hacia atrás disimiladamente y siguió su camino. Sentí entonces como un calor infernal cuando de momento vi que me miraba a mi y se acercaba a mi como si me quisiera matar. Ahí fue que me levanté asustada al ver su rostro muy oscuro. Cuando vi el reloj ya era casi hora de levantarme. Hice mis quehaceres hasta que por fin mi madre se había levantado. Se levantó alegre y se dispuso a preparar el desayuno. Después me llevó al instituto muy temprano para que no llegara tarde a mis clases.
Entré al instituto muy temprano aunque sentía sueño. Decidí sentarme en alguno banquitos y quise terminar el trabajo para poder salir de eso. Mientras tanto observaba la miradas de las personas que se extrañaban al ver a una chica extranjera. Eso ya me causaba gracia era lo único que podía ser en mi. Me concentré aun mas en terminar. Me faltaba poco pero, esto era una simple práctica de cómo expresarme ante ellos a través de mi creación. Para entonces termine y me puse a repasar un poco para memorizármelo. De momento siento una voz que me llama y que estaba al otro lado del banquito. Ignore por que pensé que no era a mi hasta que me volteé hasta ver quien era.
-Hola buenos días. ¿Te acuerdas de mi?-me quedé pensado hasta recordar el tropezón del otro día.
-Oh si. Lo siento por ello. Es que no me había dado cuenta de estabas al frente de mi.-él volvió a sonreírme con su mirada encantadora la cual me daba ánimo de estar sentada allí.
-Me llamo Kyung. Y ¿tú como te llamas?-
-Anayami. Me puedes decir Ana.-
-Que bonito nombre. ¿De que área de Estados Unidos provienes?-
-De Chicago.-
-Oh, solo te pido que no lo menciones mucho ya que aquí en este instituto no aceptan personas de América, pero, tranquila no le hacemos daño a nadie.-
-Gracias.-no se pero algo me fascinaba y era su sonrisa.
-Si quieres te acompaño. Veo que estas sola.-afirmé con mi cabeza quedando anonadada con su belleza.
-Quieres algo de tomar?-
-No gracias ya desayuné.-
-Muy bien. Veo que estas haciendo un trabajo. De que es? Puedo ver?-tímida le di el papel.
-Estas en el departamento de arte y cultura.-siguió leyendo.-Puedo leerlo?-
-Necesito una opinión, adelante.-él leyó cada cosa que escribí la cual me atemorizaba. Hasta que me miró con una mirada que me cautivó.
-Que bonito, tu padre debe de estar orgulloso de ti.-auch.
-Estaba.-
-Oh, murió lo siento.-
-No te preocupes.-
-Tranquila en donde quiera que este debe de estar orgulloso de ti.-eso por poco me hace llorar hasta que desvié la mirada. Y de momento me tocó la barbilla al darse cuenta. Entonces sacó su mano muy precipitadamente al ver que lo estaban llamando.
-Tienes que irte ya.-
-Si, pero si quieres buscarme estoy en el departamento de música.-
-Pues dale…-
-Adiós.-me sonrió tímidamente y se fue.
Entonces me quedé allí como una tonta pensando en su belleza hasta que alguien me hizo despertar de cantazo.
-Chica, que te sucedió?-la amiga Amber.
-Oh, lo siento estaba pensando en…-me interrumpió.
-Si ya vi en quien estas pensando.-soltó una risita.
-Ese es el chico más serio de la banda del departamento de música. Los otros son unos sin vergüenzas. Él es único.-ella suspiraba y yo me limité a calmar mi alucinación repentina.
-Oh, ya es tarde debemos de irnos.-
-Tranquila no se lo comentaré a nadie. Esto quedará entre tu y yo. Palabra de amiga.-nos reímos al ver lo que sucedía y encaminamos hacía el salón…
r]
avatar
Yayk
Aterrizando
Aterrizando

Cabra Post : 7
Edad : 26
Localización : En el corazon de mis libros!!!
Inscripción : 22/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.